12.1.04

Para matar un pájaro

Para matar un pájaro
toma una tijeras tan grandes
como su envergadura,
no se las claves en el pecho
ni tajes su garganta.
Corta sus alas.
La nostalgia del vuelo
hará que arroje por el desfiladero

F. Hernández

1 comentario:

A.A. el Ciervo dijo...

Leí este poema de Francisco Hernández cuando estaba en la preparatoria. Todo El infierno es un decir fue una sacudida para mí, que en ese entonces apenas expandía mis horizontes literarios hacia lecturas más maduras. Una alegoría bastante directa de la desesperanza y de la importancia de la naturaleza del espíritu que me sigue provocando largos silencios. La tomo para mi blog. Mucha suerte.